Pequeño glosario de las sustancias que se encuentran en muchos pañales convencionales

En general, no queremos culpar a una marca en particular, pero es un hecho que los fabricantes no tienen ninguna obligación por ley a publicar los detalles de la composición de sus pañales, y se amparan bajo esta ley.

La asociación francesa equivalente a la OCU española, compartío un estudio en Enero de 2018 señalando la presencia de productos tóxicos en muchas marcas de pañales, lo cual puede resultar un poco abrumador.

¿Son de verdad más seguros los pañales ecológicos?
¡Pues depende! Simplemente porque no existe una definición propia de “ecológico” para pañales.
Sin embargo, nosotros hemos podido constatar que la mayoría de las marcas demuestran mucha transparencia a la hora de compartir tanto los componentes como su método de fabricación. Cuando eliges una marca, es muy importante que entiendas cuáles son las motivaciones del fabricante (¿de verdad quieren el bien para tu bebé?) así como el ciclo de vida de la fabricación y si están certificados  (¿Que certificación disponen?)
Nosotros en mibebebio, no esforzamos a darte toda la información necesaria.

Es por ello que, aquí te presentamos un pequeño glosario de algunos sustancias encontradas en los pañales:

COV: Compuestos orgánicos volátiles, gases o vapores que contienen carbono. Tienen impactos directos o indirectos sobre la salud y la naturaleza. Algunos de estos compuestos son: tolueno, naftaleno y estireno, y ellos se clasifican como posibles carcinógenos.

DIOXINAS Y FURANOS: Contaminantes químicos orgánicos industriales que pueden generarse mediante el blanqueo con cloro de los pañales.

FALATATOS: Compuestos químicos derivados del ácido ftálico. Conocidos por ser disruptores endocrinos y están clasificados como carcinógenos.

FENOXIETANOL: Conservante de la familia de los éteres de glicol ampliamente utilizado en la cosmética convencional. Es un interruptor endocrino, clasificado como carcinogénico y un posible alérgeno.

GLIFOSATO: Sustancia irritante contenida en el herbicida Roundup. Es un posible carcinogénico clasificado.

HAP: Hidrocarburos aromáticos policíclicos, es un compuesto orgánico, está constituido por carbón y petróleo. Ha despertado preocupación ya que algunos de sus compuestos son un posible carcinógeno, y la parafina líquida está clasificada como una sustancia de riesgo moderado.

PARABENOS: Conservantes sintéticos (etilparabeno, propilparabeno, hidroxibenzoato …) utilizados en prácticamente todos los tipos de cosméticos no orgánicos. Está clasificado como potencialmente tóxico.

TBT: Tributilestaño, grupo de compuestos de organoestaño. Son potentes biocidas, tóxicos conocidos como disruptores endocrinos o disruptor hormonal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *